Virbac Colombia

Consejos

Los 8 problemas de salud más comunes en gatos senior

La edad senior es una etapa muy interesante en la vida de nuestros gatos, va acompañada de muchos cambios internos y externos en ellos. En promedio, se consideran seniors a los gatos que rebasan la edad de 10 años. Esto, no quiere decir que ya se acabó su vida, los gatos son animales muy longevos y si le sumamos cuidados preventivos y un buen manejo nutricional pueden llegar a la edad de 20 a 25 años o inclusive más, lo importante es que alcancen estas edades con calidad de vida. Hay una serie de problemas de salud que se pueden presentar en esta edad y que podemos identificar y así recurrir a tiempo con el Médico Veterinario para su correcta y oportuna atención. Algunos problemas son:

  1. Obesidad. Debemos cuidar que nuestro gato no suba de peso, cuidando el tipo de dieta y la cantidad de esta que le vamos a servir día a día. Recordemos que obesidad es una enfermedad que promueve otras enfermedades como las que se mencionaran a continuación.
  2. Problemas de vías urinarias. Esto puede incluir desde problemas de inflamación en vías urinarias, formación de cristales o cálculos urinarios. Cuando nuestro gato senior orina con dificultad o dolor es suficiente para sospechar de este tipo de problemas.
  3. Problemas renales. Por ser carnívoros estrictos, por su edad, por el uso de sus riñones toda la vida o por mal manejo nutricional, pueden presentar un problema que se llama enfermedad renal crónica y esto quiere decir que sus riñones ya no funcionan bien y les cuesta trabajo eliminar sustancias de desecho. Esta enfermedad es difícil que como propietarios nos demos cuenta en fases tempranas porque nuestro gatos no muestran cambios de conducta, generalmente cuando muestran cambios de conducta o signos (que en el humano se llaman síntomas) es cuando la enfermedad está muy avanzada. Podemos observar que nuestros gatos bajan mucho de peso y muy rápido, no quieren comer, toman muchísima agua y por lo tanto orinan muchísimo, si vemos que tienen ulceras en la boca, o que de repente pierden la conciencia. Debemos ir con el Médico Veterinario para que lo diagnostique y le de tratamiento para estabilizarlo, ya que es una enfermedad que se controla pero no se cura.
  4. Problemas cardiacos. También requiere que el Médico Veterinario los diagnostique y de tratamiento específico. Algo que podemos observar es que el gato se cansa si realiza alguna actividad física, si presenta tos reseca sin que haya algún proceso respiratorio, que ya no quieran escalar muebles, o que de repente se ven gorditos porque retienen líquidos en su abdomen.
  5. Problemas articulares. A veces es difícil porque los gatos no muestran mucho el malestar que les ocasiona un problema articular (soportan mucho el dolor), pero podemos ver que quieren moverse mucho, ya no saltan, ya no escalan, debemos ir con el Médico Veterinario para identificar que articulación es la que duele.
  6. Problemas de piel. Sobre todo porque la piel al paso de los años va perdiendo su elasticidad y su capacidad de mantenerse humectada. Entonces si observamos piel reseca, escamas y pérdida de pelo en gatos seniors, podemos apoyar con complementos nutricionales de omegas o productos tópicos que mejoren la piel de nuestros gatos.
  7. Problemas de vista. En ocasiones por la edad nuestros gatos pueden ir perdiendo la vista. Vemos que chocan con muebles o que a veces ya tampoco se quieren mover demasiado de su sitio de descanso o lo hacen solo para lo esencial (comer, tomar agua y hacer necesidades), el Médico nos puede asesorar con el acomodo de muebles en casa o tratamientos específicos (como cirugías o medicamentos especiales).
  8. Problemas digestivos. Aquí debemos estar conscientes que su capacidad de digestión ya no es la misma que de un cachorro y quizá debamos cambiar a dietas más aprovechables para ellos, así evitamos desnutrición y otros problemas de salud.

 

Pueden presentarse otros problemas de salud, sin embargo siempre debemos recurrir al Médico Veterinario ya que es el único profesional que puede revisar a nuestra mascota y darnos propuestas de tratamiento. Algo que funciona mucho para retrasar este tipo de problemas son los chequeos rutinarios de salud de nuestro gato senior, por lo menos 1 o 2 veces al año revisar todas sus funciones a través de pruebas de laboratorio y revisiones en el consultorio veterinario puede darnos la clave para adelantarnos a un tratamiento oportuno de estos problemas.

 

Sobre el autor

MVZ María Rocío Rivera Nava

Asesor Técnico Animales de Compañía: Nutrición Virbac México

Clasificar: 5 4 3 2 1